Ir al contenido principal

Todo y nada XI

Las vidas del poeta XXVII

Del equilibrio
en los espejos del aire,
de la ternura
en la sal de la memoria,
del tiempo detenido
en la raíz de mi aliento,
se modelan las palabras
que forjarán mis huellas,
renacerá mi voz
para volverse camino
en la redención de la belleza.

Comentarios

  1. Belleza transmitida al lector sensible. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. La belleza cobra sentido cuando alguien la contempla. Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Tus palabras cotidianas...