Ir al contenido principal

Las palabras del aprendiz XXVI

Volver a la frontera XXIV. Return to the border XXIV.

ME QUEDO CON TU TERNURA

Te amo como se ama la primera vez,
como se respira la primera vez,
como se llora la primera vez.
Estás tan dentro de mí
como una raíz de olivo bajo la tierra:
profunda, fuerte, repleta de Vida.
Cualquier excusa es buena
para repetir tu nombre:
Carmen, Carmen, Carmen...
Nombrarte es proclamar la gloria.
Que nadie me ofrezca otros aires,
no, que nadie me ofrezca otro cuerpo.
No niña, que yo me quedo con tu ternura.

Comentarios