Ir al contenido principal

El tiempo detenido XLVIII

Volver a la frontera IX. Return to the border IX.

Soy un hacedor de sueños azules,
un tocador de perfiles húmedos,
el mirador de cielos sin horizonte.
Soy un vigía de ternuras preñadas de sur;
un caminante en los senderos de tus manos;
el aprendiz de palabras, de suspiros,
de asombros y revoluciones viscerales.
Un medidor de vientos en el rostro,
un conciliador de miradas rotas,
el anunciador de bellezas soy:
aquí me tienes.

Soñado para Julia Reina, mi madre.

Comentarios

  1. Qué bonito es ser hacedor de sueños azules....... :)

    ResponderEliminar
  2. Hacedor de sueños. ¡Ojalá se pudiera elegir esa profesión!

    Buen poema y mejor dedicatoria :-) nunca encajaría mejor que en la piel de una madre.

    Un saludo.

    Oski.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus palabras cotidianas...