Ir al contenido principal

El tiempo detenido XII

Volver a la frontera IV. Return to the border IV.

Necesito una lágrima,
una mano que me roce los labios,
que me duerma dejando olor a jazmines en cada caricia,
alguien que susurre que soy hermoso
y me recuerde la Vida que queda por respirar.
La soledad te roba el aliento
hasta dejarte ciego de ternura,
hasta derramarte cada sueño a borbotones.

Comentarios

  1. Cuánta verdad tienen tus palabras....!
    Son desgarradoras...!!!
    Ojalá la encuentres...!!!
    También necesito esa mano...
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Los tres últimos versos, aunque bellísimos, son una triste realidad.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus palabras cotidianas...