Ir al contenido principal

El tiempo detenido VII

Reflejos de lo posible IV. Reflections of the possible thing IV.

Quiero que lo mires,
que lo toques,
que te recorra el cuerpo,
que lo acojas en tu vientre
y se quede allí dormido.
Quiero que lo hables,
que tus manos acaricien en su nombre,
que lo sueñes y te sueñe,
que beba y se emborrache del agua de tus ojos.
Escúchalo bien:
eres mi consuelo,
mi esperanza,
eres mi salvación.

Comentarios